Blogia

Girando

Uribarri, descansa

No puedo con Uribarri, esa prepotencia de saberse adivino de todos los puntos del aburrido Eurovisión del sábado pudo con mi paciencia. No puedo con su primera persona del singular y su apretar de dientes de satisfacción cada vez que adivinaba y quitaba todo tipo de emoción a la gala.

Si Beatriz Pecker me aburría, Uribarri me enerva, sigan buscando porque así no.

"Bien, Serbia, claro, Serbia... no me han falladoooo...."

Besotes

P.D. Realmente Bosnia Herzegovina fue mi favorita

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vomitivo

Vomitivo

El vomitivo ser de la fotografía provoca en mí toda una serie de reacciones desagradables.

Qué curioso, necesita gafas para ver, no es del todo rebelde.

No, no, never

Esta tarde he tenido la oportunidad de escuchar las canciones de Eurovisión de este año. Después de hacerlo, el Chiki Chiki no me parece tan mala. Y a excepción de la canción belga y la canción sueca, no me quedo con ninguna.

Este año no hay ninguna como aquella maravilla de 2006 llamada "No, no, never".

Besotes mil

He caído

He caído

Mi televisión Beko está que no lo entiende, al borde de la depresión. Se pregunta qué ha hecho mal. Sí, hincha la imagen, la distorsiona ligeramente pero en el sentido estricto y no tan estricto de la palabra, la tele funciona. Nadie me obligaba a comprarme una nueva, no la necesitaba pero lo que digo siempre, en el fondo, materialmente hablando, ¿qué necesitamos estrictamente para vivir?

Me he comprado una LG, en concreto la que véis en la fotografía. Y me la he comprado en la tienda catálogo, El Corte Inglés, donde estaba de ofera a un precio similar a la tienda Saturn (la hermana azul de Media Markt) pero con más confianza, por lo menos por mi parte.

Y sí, entramos en el debate de siempre, el debate que genera tensiones cuando lo abro pero que en el fondo me encanta, jajaja... Sí, me he comprado una tele plana a sabiendas de que las teles planas SE VEN PEOR QUE LAS TELEVISIONES DE TUBO. Es más, la propia dependienta de El Corte me lo advirtió: "si tienes una tele de tubo no las compares, no se te ocurra ponerte a comparar la calidad de imagen".

Pero es el síndrome de la psicosis colectiva. Si todos nos empeñamos en que lo que mola son las teles planas aunque se vean peor, pues ale, todos a comprar televisiones planas y a llevar a la ruina a las empresas de tubo, añorado tubo.

Si hubiera tenido un aparato como el de mi ciudad natal, con pantalla plana (con tubo pero cristal plano) y 100 hertzios quízá no me hubiera comprado una tele nueva, pero en mi querida Beko veo la tele como si mirara a través de una bola de cristal. Sí, soy un exagerado y tampoco quiero entrar en el debate de que en qué televisión voy a ver menos "cantidad" de imagen.

Ya os contaré qué tal con mi tele nueva... sí, os lo contaréeeee...

Besotes mil

P.D.: qué ganas tengo de que me la traigan. El sábado :)

Revisionando


Esta noche he comenzado mi revisionado de A dos metros bajo tierra. Pero esta vez en versión original. A pesar de que, a diferencia de lo que me ocurre últimamente, el doblaje me gustó, ahora prefiero disfrutar de los actores en pleno.

Y fue ver el primer capítulo y volver a emocionarme. La escena final es desgarradora, preludio de una de mis series favoritas de todos los tiempos (mi vida es "todos los tiempos") que vino a mí para envolver unos años raros de cambio.

Sinceramente, no sé si lloro más con el primer o con el último capítulo de Six Feet Under.

Muy recomendable (sí, ya lo he dicho 100.000 veces)

Besotes mil

Grandiosa Duffy

 

Estos días mi estómago tiene vida propia y estoy en casa malito. Pero parece que ya va recobrando su conciencia. Mientras tanto, escuchemos esta maravilla de Duffy que acabo de descubrir. Grandiosa.

Jewel vence a OT

 

Sinceramente, una gala de Operación Triunfo sin risas de por medio se me hace muy cuesta arriba.

Esta noche he prestado más atención a iTunes que a los chicos de la Academia.

Y en mi pequeño saloncito sonaba más alto Jewel que los proyectos de voz de muchos de los concursantes.

Sí, hoy tenía una noche de Standing Still.

Besotes mil

Laura Linney, maravilla de las maravillas

Laura Linney, maravilla de las maravillas

Este domingo estuve en el cine viendo "The Savages", una película de la que, sinceramente, no había oído hablar nada. Iba libre de prejuicios y me encontré una historia emotiva, bastante deprimente y bien contada.

No era nada especial, el planteamiento: dos hermanos a los que la vida ha alejado que se vuelven a encontrar para cuidar de su padre enfermo. No sé, quizá no supe sacar la enseñanza de la historia o es que quizá, como pasa muchas veces con la vida, la película no pretendía enseñarnos nada.

Pero lo que de verdad me gustó, y he de confesar que cada vez más, es Laura Linney. Tardé en darme cuenta de que la actriz que estaba viendo en la pantalla era la misma que hacía de la Señora X en la graciosa Diarios de una niñera.

Me encanta, algo que he repetido en muchas ocasiones, cuando una actriz o un actor sabe hacerte creer el personaje sin necesidad de una gran caracterización.

Y en este caso sucede. Me la creo a pies juntillas, me encanta su interpretación, me olvido de la actriz y veo al personaje, fascinante, interpretación en estado puro.

Me encantaron unas escenas en las que la Linney salía apenas sin maquillaje, o eso parecía. Sé que suena a tontería pero para mí es una de las claves, el actor al servicio del personaje, no como en casos como "Expiación", donde Keira parecía tener maquillaje resistente al agua en escenas como la de la fuente cuando se sumerge en el agua y sigue estando perfecta.

Lo dicho, Laura Linney, te seguiré muy de cerca porque me encantas.

Besotes mil

P.D. No sé que tipo de experimentos raros está haciendo blogia con sus blogs pero la está cagando soberanamente. El formato está transtornado.

Cristina Ricci, ¿eres tú?

Cristina Ricci, ¿eres tú?

Aquí os dejo con este debate para el fin de semana. ¿Es Cristina Ricci la de la fotografía? Europa Press asegura que sí, yo me he quedado anodadado.

Besotes miles

Chapas a miles

Chapas a miles

Ya soy un experto chapero, aunque mi vida sexual sigue igual de parada que siempre. Ayer me llegaron los 250 recambios para hacer chapas con mi máquina chapera. Y comprobé que son más redondeados que los que venían de prueba, lo que facilita enormemente su realización y hacen que queden chapas cercanas a la perfección.

Y estoy tremendamente satisfecho conmigo mismo. Mis primeros intentos fueron un fracaso, las chapas lucían unos "volantes" tremendos en su parte inferior y eran imponibles de lo ridículas que habían quedado.

Ahora ya no, ahora quedan prietas, turgentes, perfectas... jajaja. El problema ahora es: "¿De qué las hago?". Son pequeños lienzos en blanco que hay que llenar con ideas ocurrentes, rompedoras y "protestantes", que por algo son chapas.

Y quién sabe, quizá monte un negocio particular, en plan libre, de estos que abren cuando yo quiera y cierran cuando oiga "¡agua, agua!".

Besotes miles

Espinete se ha quedado viudo

 

Nuestra infancia sigue desapareciendo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ana Frank en Amsterdam

Conocida es mi afición por la historia de Ana Frank. En mis cinco días que pasé en Amsterdam, la semana pasada, recorrí aquellos lugares importantes en la vida de la que fue una de las millones de víctimas del nazismo. Estuve en la plaza donde vivió al llegar a Amsterdam con su familia, en su colegio y en la casa que utilizaron como escondite.

He montado este pequeño vídeo para resumirlo. Espero que os guste.

Besotes mil

Operación SuperStar

Ayer comenzó Operación Triunfo, y sí, yo también quería hacer mis comentarios al respecto. Pero claro, uno hace zapping y de repente me he encontrado esta noche en TeleMadrid con "Madrid Superstar", un subproducto en el que un grupo de ¿expertos? busca al mejor cantante de Madrid.

Entre los miembros del jurado, al margen de personajes desconocidos, está el personaje del vídeo. Sí, Naim Thomas. Reconoceré que en su día el chavalillo me ponía aunque su inquietante personalidad emergió al ver en OT su Nochebuena extravagante en un hotel (sí, no sé, yo siempre he sido muy familiar y me extrañó). Ahora lo veo como un duendecillo malo, de esos que te encierra toda la noche en la torre del castillo tejiendo hilo de oro hasta que adivines su nombre... Neim?, Noim?...¡Naim!, ¡Soy libre!.

Hablando de duendes, las galas del programa las conduce David Civera.

Y entre las actuaciones, por supuesto, una nueva versión de Unbreak my heart, la canción de la hospitalizada Toni Braxton. En este caso, de nuevo, en castellano, "Regresa a mí", interpretada por tres cantantes a cada cual peor.

Sobre Operación Triunfo, decir que me dio sensación de precipitación, en plan llamada de Vasile a los capos de Gestmusic:  "Ciaooo, el programa tiene que empezare esta semana", "¿cómo que esta semana?", "ciao, sí, esta semanaaaa, ciaoooo.". Creo que los castings solo llevaban unos días en emisión y ale, de golpe y porrazo ya están todos dentro tras unas pruebas finales realizadas en una especie de oficina alquilada por la productora y dos letras, la O y la T, luminosas que debían ser lo más caro de toda la preproducción.

El visionado parcial que realicé de la gala no me da como para hacer un análisis tan exhaustivo como el del blog vecino pero diré que ningún concursante me ha dejado demasiada huella, ninguno ha destacado por encima de los demás. Siendo el Operación Triunfo 6 se podría calcular cuántos triunfitos han pasado ya por el programa y de cuántos nos acordamos.

¿La mejor voz? la de chipper, del que creo que no le hace falta aprender demasiado para mejorar aunque le falla un poco el carisma, en mi opinión, pero su voz es la mejor. No supe como interpretar en la gala, sinceramente, el aplauso que se produjo cuando Noemí Galera recordó al concursante que tendría que cantar en castellano.

¿El programa en sí? no sé, lo dicho, rapidez, precipitación... Ese comienzo con Mónica Naranjo en perfecto playback... Lo de la sintonía es curioso, da la sensación de que en cada edición le quitan un instrumento, cada vez es menos reconocible, no es que cambie, es que se camufla.

Los concursantes actuaron a granel, en lotes de cuatro y con la torturante técnica de que dos de ellos se vayan del programa en la misma noche de su estreno. Se podrían hacer unas primeras nominaciones y ya está pero vamos, ir para nada es tontería.

Pero si con algo me quedo es con Mercedes Sampietro en el jurado haciendo el papel de Coco Comín, un personaje del que, por resumir, dijeron: "una mujer que ha hecho de todo". ¿La conoce alguien? no, pero bueno, a Risto tampoco lo conocía nadie y ahí está, repitiéndose y con la eterna sensación de guión-puyas preparado previamente a comprobar el resultado de las actuaciones.

Operación Triunfo, una excusa más para hacer cenas en las que reirnos de cualquier cosa, y mira que en OT hay cosas de las que reirse.

Pero si queréis RISAS, lo que se dice RISAS, RISAS, no os perdáis "Madrid Superstar"

Besotes miles

P.D. El nuevo logo de OT, ... no.... no..... no señores, no, lo de la T hecha con la mano y el micro, muy traído por los pelos.

He vuelto (2.0)

He vuelto (2.0)

Son las 10:30 de la mañana y me encuentro en un precioso apartamento blanco, en la calle Achillestraat de Amsterdam. Fuera llueve y mi amigo Juanma ha bajado a hacer la compra. Es una de esas personas sin miedo a nada que vive y trabaja aquí aunque es de Madrid, una de esas personas que echas en falta en la capital.

Estos días he estado pateando las calles de esta ciudad, una ciudad, como ya dije en su días, hecha pensando en las bicicletas, en la que no es que haya un trocito de carril bici, es que toda la ciudad tiene carril bici. Una ciudad llena de canales, con puentecitos preciosos y edificios de cuento colocados de forma aleatoria.

Y sí, de nuevo he visitado los lugares donde vivió Ana Frank en Amsterdam. Junto con otras muchas, la historia de Ana es una de mis obesiones vitales. He vuelto a recorrer su escondite, en la calle Prinsengracht, aunque en esta ocasión unas obras de adaptación de la climatización hayan motivado que casi todos los documentos fueran facsímiles, falsetes, falsetes.

Pero esta vez también he estado en la plaza Merwede, la Merwedeplein, el lugar al que Ana Frank llegó procedente de Amsterdam con su familia, a un apartamento situado en el número 37 de este lugar. Y a su colegio, el Montessori de la calle Nierstraat, cuya fachada está decorada con trozos de su diario sobre un fondo de vivos colores.

Lugares con historia, lugares en los que sientes que la humanidad ha vivido pasajes grises de su existencia, lugares intensos donde la gente ha mostrado lo mejor y lo peor de sí mismos.

No sé, quizá en mi pequeño refugio malasañero también hayan ocurrido historias impresionantes para contar. Pero quizá ya no haya nadie para recordarlas. 

Besotes miles

P.D. Qué relajante, Amsterdam, sentado en la alcoba-despacho, fuera llueve, la gente hace su vida tras los cristales descubiertos y yo me siento James Stewart (me había equivocado y había puesto Gregory Peck) sin Grace Kelly. Y en la música, Juanma me descubre a Sigur Ros. Y me conquistan.

3x4

Estos días estaré por Amsterdam así que no creo que pise el blog. MIentras tanto, os dejo con esta sintonía que aún a día de hoy me sigue encantando y la sigo buscando, sé que se editó en disco pero cualquiera lo encuentra.

3x4, inolvidable programa del que hablaré algún día, sí, lo prometo, hablaré, inolvidable Julia Otero. Veinte años ya.

Besotes mil

Jose DRamón

Jose DRamón

Éste que véis en pantalla es mi nuevo móvil, no en rosa, que no quedaba, sino en azul turquesa.

Mi móvil antiguo fue roto por mí mismo por mi propia voluntad en un momento cutre de mis vacaciones de Semana Santa.

A veces me dan ganas de ir al registro civil y cambiar mi nombre por el de Jose Dramón.

Besotes mil

Perdidos por la fotografía

Perdidos por la fotografía

El otro día leí que Dominic Monaghan, el actor que interpretaba al abrazable Charlie en la serie Perdidos ha organizado en Hollywood una exposición con varias fotografías que realizó durante el rodaje de la serie.

Pero me quedé atónito al ver la fotografía en la que se le ve a él con la cámara con la que supuestamente ha hecho las fotografías. No sé de cuantos megapixeles (esa nueva forma de cuantificar la calidad de una cámara de fotos que no muchos entendemos del todo) será pero es la misma que la mía, en principio.

Y eso me ha animado a hacer fotografía. Bueno, eso y otras experiencias recientes que he tenido con la fotografía. Si con una humilde Canon (humilde a día de hoy, en su día me costó una pasta) se puede hacer una exposición no sé qué hago yo que no me animo a fotografiar a todo lo que se menee y lo que no se menea.

Tengo que revitalizar mi Flickr, hace tiempo lo intenté crear, lo creé y metí la increíble cantidad de 1 fotografía. Pero pronto más, lo prometo, quiero revitalizar mi vida informática con el blog, facebook, flickr y demás familia.

Besotes mil

El Corte Inglés, ese gran catálogo

El Corte Inglés, ese gran catálogo

Esta tarde he ido a El Corte Inglés, sí, esos grandes almacenes en lo que todo o casi todo es más caro que en el resto de comercios pero que ante la falta de tiendas de determinados sectores en el centro de Madrid se lleva los clientes.

Buscaba un plato, no un plato cualquiera, no, un plato para reproducir vinilos, sí, esos discos antiguos de plástico duro en los que la música suena por pura física, porque una agujita roza los surcos creados en una superficie. En el Corte tienen un plato Keenwood a 89 euros, el precio más barato que he encontrado.

Pero claro, los almacenes de Isidoro Álvarez están bien si vas al supermercado o a secciones como vestido, discos, películas o libros. En el momento en el que pretendas comprar algo de un tamaño algo superior prepárate para la conocida frase: "sólo tenemos el expuesto", expresada por el típico/a dependiente que te atiende como cansado, hastiado (como lo estamos muchos) de su trabajo sin recordar que una parte muy importante del mismo es la atención al público.

Por supuesto, no tenían más plato que el de exposición.

He acudido a continuación (sí, entre mi cumpleaños y un ingreso extra del trabajo, estoy en un desenfreno de compras superior al que es habitual en mí) al centro de Callao, unos metros más arriba para mirar escobas eléctricas. ¿Te pegan calambrazos cuando las usas?, no, son esas mini aspiradoras de mano que son más cómodas que las habituales y más efectivas, supuestamente, que una escoba manual de toda la vida.

La dependienta, de nuevo hiper desganada, me ha convencido para hacerme con un modelo de oferta de marca Electrolux (esta marca siempre me ha sonado a nombre de tienda de barrio de electrodomésticos) que aparecía rebajado en catálogo. Yo no sé si la ley obliga a tener existencias de los productos ofertados. El caso es que la susodicha ha encargado a una compañera ir al "almacén" (los almacenes de El Corte Inglés deben ser infraviviendas para los Diminutos, esos seres bondadosos que nadie sabe dónde están) a por un ejemplar de m bravucona aspiradora.

He creído que se trataba de una excepción a la regla de oro de El Corte pero no... la dependienta ha vuelto con las manos vacías, de nuevo la frase: "sólo tenemos el expuesto".

Ay, qué duro es el monopolio, pueden hacer lo que les dé la gana y los clientes, chitón.

Tendrían que crear un nuevo eslogan en plan: "si no está satisfecho le damos dinero", así, sin comprar ni ná.

Besotes mil

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

De vuelta

De vuelta

Aquí estoy de vuelta en los madriles. Un tanto de bajón porque la vuelta tras unos días de descanso siempre se hace durilla. He estado, mayoritariamente, en mi particular reino soriano. Descansando, riendo y pasándomelo bien con mi familia materna.

Hemos pasado frío, mucho frío, ha nevado y ha hecho un viento helador, pero hemos disfrutado, la verdad. Y ya estoy aquí, en mi sofá madrileño escribiendo en mi nuevo ordenador portátil, de verdad, jajaja... me siento como Brenda escribiendo sus novelas en la maravillosa "A dos metros bajo tierra".

Y ahora a trabajar, cinco días seguidos y de nuevo a descansar unos diítas. Y me iré a Amsterdam, a ver al maravilloso Juanma, una de esas personas de las que te gustaría que hubiera más en la vida para poder aprender y disfrutar.

Ya os contaré.

Besotes miles

32 años, ¿la revolución vital?

32 años, ¿la revolución vital?

Sí, hoy es mi cumpleaños, hoy es mi día favorito del año lo que no significa que unos años la jornada sea mejor, otros peor...

Hoy cumplo 32 años, la verdad es que por un lado la edad suena... no sé cómo decirlo, sexy, sí, sexy porque es como que todavía estoy iniciando mi treintena. Me he propuesto que hasta los 49 seré joven, jajaja... cómo se nota que soy gay, seguiré comprando en tiendas para jóvenes hasta el día del juicio final.

Y no sé, me gustaría que esta edad fuera la de mi revolución vital, profesional, sexual... pero no sé muy bien cómo se hace. Sé que depende de mí y de la suerte a partes no sé si iguales pero tengo claro que yo soy el protagonista de mi vida.

Espero disfrutar de lo lindo, seguir contando con la gente que quiero aquí en la tierra y, donde quiera que esté, con el número uno de mi ránking vital, posición vacante ya de por vida.

Qué majo el Joserra.

Besotes mil, uno para mí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres