Blogia
Girando

Reseña 211.34/4

Reseña 211.34/4 “... de todas formas la leyenda apunta la posibilidad de la existencia de otro tipo de pequeños gusanos. Hay pocos testigos que puedan aportar datos al respecto pero los relatos coinciden, el gusano es suave, discreto en sus apariciones entre los cultivos. Difieren en cuanto al tamaño, mientras unos afirman que es mediano otros aseguran que es pequeño, muy pequeño.

En lo que todas las fuentes coinciden es en que en momentos impredecibles el gusano asoma su cabeza entre la tierra, saca parte de su cuerpo fuera y despliega una especie de tentáculos laterales que bien podrían pasar por brazos. El gusano gira sobre sí mismo, abre sus ojos, los cierra... y los vuelve a abrir. Los partidarios de los brazos aseguran que nunca cierra los ojos mientras que los que se decantan por los tentáculos insisten en su parpadeo.

Es entonces cuando llega lo que los científicos han bautizado como 'espasmo cariñoso'. Se produce cuando el gusano, como un reflejo irrefrenable, abre los brazos-tentáculos, despliega sus ojos con admiración hasta que los rayos del sol reflejan en sus pupilas. Tal situación ha desembocado en el bautizo de dichos gusanos como gusano-abrazame.

Otro tipo muy diferente de gusanos es aquel..."

Extracto de: "Enciclopedia de usos y costumbres de la vida"
Ediciones: Mareando la Perdiz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Joserra -

el gusanito soy yo, jeje, no sé, no me siento un gusano, pero sí un gusanito tiernito con ganas de abrazar.
Ala, más chorradas, venga carrusel, que tú puedes

ace76 -

¿No hay un valor metafórico? Y yo tratando de adivinar si era un surtidor de estos que salen del suelo y riegan jardines...

¡Es un relato Dada!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Joserra -

Pues eso, es para hacer bonito

ace76 -

Snif, no entiendo nada, snif.

Pero es bonito lo del gusano-abrázame...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres