Blogia
Girando

El orden diabólico

El orden diabólico Aquí estoy, en mi mañana de domingo poniendo orden en mi cuarto. Quizá debería por empezar poniendo orden en mi mismo pero es más fácil empezar por fuera, por lo que se puede tocar, mover y colocar a placer. Y es que lo de el orden tiene un componente diabólico.
Vamos, que es un rollo, porque te dedicas toda una mañana a poner orden, que consiste en situar cada cosa donde se supone que debe ir colocada para que después poco a poco, o en un momento, todo vuelva a estar desordenado de nuevo.
Lo mejor de esto es que no llegas a ser consciente en ningún momento de que estas desordenando las cosas que anteriormente habías ordenado sino que simplemente usas algo, usas otra cosa, y luego otra,... y esas cosas se empiezan a acumular de nuevo en los lugares más accesibles y cómodos de tu cuarto: encima de la mesa, en una silla... y al final te vuelves a ver sumido en un momento en el caos que antes reinaba tu habitación.
Bueno, voy a seguir que esto tiene pinta de no tener fin, voy por zonas, sí, mi habitación es grande.
Besotes mil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Joserra -

E insisto, lo peor de todo es que uno nunca es consciente de que está desordenando hasta que pasados unos días todo vuelve a estar caótico

ace76 -

El único problema de la ordenación por sedimentos de mi hermano es que lo aplica también en la mesa de mi cuarto... Y sí, ya sé que me autoexilié hace muchos años, pero siguen siendo mis posesiones. :-)

Joserra -

Esta semana libro martes, miércoles y jueves así que no tengo excusa, me dedicaré a terminar la ordenación de la habitación, que la empecé el finde y no la terminé.

Anauel -

Si, a mi me pasa lo mismo. Hasta ahora aprovechaba los fines de semana para poner en "orden" la habitación, pero... no sé que pasa que últimamente no puedo (je). En cualquier caso siempre pasa lo mismo, ordenas, te sientes bien cuando entras y ves todo colocado pero al día siguiente, cuando echas un vistazo, te das cuenta que está todo igual que antes.
Su, lo mejor para las resacas es un alcazelzer en ayunas o un Spidifen, a los 10 minutos, como nuevo.

Miguel -

Yo con el orden no tengo problemas. He encontrado un sistema que es infalible. Mi cuarto se encuentra en un estado continuo de desorden ordenado, de tal modo que nada esta en su sitio, pero nunca tengo problemas en encontrar lo que busco. Basta mirar encima de la mesa. Si lo use hace poco estará en las capas superiores. Y si lo use hace tiempo, en las inferiores. Hago un poco de espeleología y ya está!
El problema es que mi madre no suele estar de acuerdo con este sistema...

ace76 -

Lo mejor del desorden es que se puede volver a ordenar, todo es cuestión de proponérselo.

Lo peor es que en cualquier momento todo vuelve a estar patas arriba...

Su -

Jo, se te olvido recordar aquello que se ensucia solo de estar amontonado, lo sacas, nunca te lo llegas a poner, pero dejas algo encima que sí, y bingo ahora todo huele mal, es que una es muy especialita con los olores, mi pobre ropa esta de continuo lavada... E igual solo me pruebo parte de mi vestuario el sábado, para decidir ponerme una sola cosa, pero vamos que acabo diciendo que huele mal y lavándolo...
Y referente al orden personal creo que es igual al de tu habitación, en un momento dado crees que todo marcha bien, que nadie puede romper tu equilibrio, y una situación puntual o incluso absolutamente nada, hacen que tu mundo se derrumbe, lo que parecía magnifico parezca un desastre, tu mundo en ruinas... Lo bueno de esto es que siempre puedes volver a edificar. Lo único que me preocupa ahora es poder levantarme desayunar una coca cola, y todo ello sin que mi padre se de cuenta de la resaca que llevo. Recordar chicos nunca mezclar bebidas.
Un besito y suerte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres