Blogia
Girando

Rayacos de los buenos

Rayacos de los buenos Acaba de calmarse una de las tormentas más gordotas que haya podido ver. Volvía a casa de la calle Príncipe y en el cielo una sucesión de rayos en plan poster de los ochenta. De esos cielos que parecen de mentira en los que cada segundo y medio un montón de rayos iluminan todo.

Ha sido llegar a casa y comenzar a llover a raudales, una lluvia que poco a poco se ha ido transformando en granizo del tamaño de avellanas, pero de avellanas sin sacar de la cáscara, no de canciones listas para comer :).

Y sí, algo de miedaco sí me ha dado. Hubiera estado guay tener a alguien para achuchar en mitad de esta tormenta de granizo que me ha dejado media cama empapada. Ay, si la vida no me hubiera inoculado la droga del amor, jajaja... Sí, la ventana estaba entreabierta pero me daba cosa cerrarla y que el hielo golpeara los cristales. ¿Soy tonto? puede ser.

Ainsss, el ambiente está eléctrico!!!

Besotes mil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

jagg -

Pues pasaba por aquí y me ha gustado el blog. todo ha sido así, sin más, buscaba una foto y me salió el blog así que qué minimo que un hola. No sé si en mi blog s epueden dejar comentarios... últimamente va fatal... pero gracias por poner mi pantalla con un montón de colores
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ace76 -

Y eso que tú no vives en una buhardilla con ventanas en el tejado... Eso sí que era una fieshhhhta del granizo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres