Blogia
Girando

Micro ondas cabronas

Micro ondas cabronas

Lo del microondas no es nada en concreto, simplemente que me hace gracia este aparato y que a la vez me provoca algo de inquietud, no sé, no termino de saber qué son las microondas ni porque calientan, un calor raro porque es intenso pero luego dura poquito, sí, no sé si lo habéis notado pero cuando calentáis algo en el microondas se enfría echando leches.

Hablando de leches, más bien es sólo para la leche para lo que uso el microondas, me parece muy práctico, más que el típico cazo, porque ya se sabe: calientas la leche en el cazo, la leche hierve, se sobra cae al fuego, lo apaga, el gas sigue saliendo, y saliendo, y pummmm.... jejejeje... qué catastrófico, pero seguro que ha pasado más de una vez.

Mi nuevo microondas es fantástico, además de tener reloj digital, cosa que me gusta mucho, tiene el interior en curva, lo que evita esos incómodos vértices que acaban llenos de mierda.

Mierda la que sale del horno, porque aquí llegamos al punto crucial, se supone que las microondas no son muy beneficiosas para el cuerpo humano que digamos y... ¿Hemos de suponer que esa puñetera puertecita de plástico que cierra el horno nos protege de las malditas ondas chiquititas?

En las instrucciones de mi horno hay una sección de esas de dudas con preguntas:

¿las microondas salen del horno?

Y dice: no, la puerta permite la salida por los pequeños orificios del cristal de la luz pero no de las microondas.

Vamos a ver, señores, la puerta no es de cristal, es de plástico del de toda la vida, o por lo menos el cristal no se nota. Los agujeritos, a simple vista, son un puñetero estampado, pintura con forma de redecilla. La luz sale, claro, porque es transparente, y las microondas.... seguro que se escapan por los cuatro costados, seguro del to, del to.

Dicen que una prueba para comprobar si nuestro microondas pierde ondas es acercar un transistor y si suenan interferencias pues sí, es que es malillo y las ondas se salen. Yo, personalmente, no pienso hacer la prueba.

Besotes mil

P.D.Nunca pensé que me podría reír tanto viendo Operación Triunfo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Joserra -

¿Dañan el cristalino? joder, qué miedaco, madre

Anónimo -

La vitrocerámica es un buen invento para encenderse los cigarros cuando no se encuentra un mechero por la casa.
Y cuidado con las micro-ondas, pueden dañar el cristalino, asique nada de quedarse embobado mirando como la vueltas la taza de café mientras se calienta.
Besitos!!

Joserra -

A mi una vez me ardió la vitrocerámica, lo juro
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ace76 -

Si tus placas fueran electricas o vitrocerámicas, ¿cuál sería el argumento para no calentar la leche en un cazo? Jejeje

Hmmm... ¿todos contraeremos cancer a la vez? Que estimulante futuro.

mce79 -

Dee se me ha adelantado a la hora de dar la explicación científica.
Aunque no está demostrado que las microondas sean perjudiciales para la salud, yo tampoco recomiendo acercarme al microondas mientras funcione.
Teniamos un profesor de comunicaciones moviles que admitió que el, por si acaso, jamás se acercaba al microondas.

Por cierto, que yo tampoco me había reido nunca tanto viendo OT. ¡Me lo pasé en grande el domingo!

dee -

Hola Joserra. El microondas lo que hace es radiar a una frecuencia a la que las moléculas de agua absorven mucha energía. Por eso, los alimentos ricos en agua son los que antes se calientan. Sin duda alguna, las microondas salen fuera, pero lo hacen bastante atenuadas. Aún así, la radiación del microondas es muy superior a la del móvil o las antenas de centrales de móviles, que tanta polémica suscitan. Es recomendable no asomar la vista al microondas mientras curra. Mejor no acercarse más de lo necesario, aunque, al igual que los móviles, no hay evidencia de que sea dañino. Esperemos que no lo sea a muy largo plazo, o dentro de poco todos contraeremos cáncer a la vez...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres