Blogia
Girando

Shhhhh...

Shhhhh... No aguanto los gritos, no puedo con la gente que grita. No sé si os pasa a vosotros pero a mí, a no ser que esté muy enfadado, me cuesta muchísimo gritar. Es como que tengo que concentrarme, tomar aire y gastarlo todo de una vez para poder pegar un grito. Bufff, demasiado esfuerzo para algo tan molesto como es el gritar.

No soporto cuando voy por la calle o en el metro y gente que se tiene la una a medio metro de la otra se habla a gritos, se cuenta los cotilleos del día o el despotrique de la jornada superando un nivel de decibelios no permitido por la más mínima decencia, o educación, o discreción.

Es más, me parece todavía más meritorio la gente que grita a horas como las seis de la mañana, cuando la ciudad todavía duerme y te mueves por las calles con timidez, casi casi sintiéndote un delincuente. No sé, a veces mis conocidos dicen que hablo para el cuello de mi camisa pero prefiero eso a los gritos pelaos, me parece más correcto.

No sé, odio a la gente que no sabe hablar, no digo susurrando, simplemente en voz baja.

Besotes mil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

esti -

Ya.
Yo confieso que a veces soy gritona. Pero, a la vez, me molestan mucho los gritos de los demás.
De los escupitajos mejor no hablar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Soliloco -

A mi me saca de mis casillas tambien, no soporto que griten o hablen con la voz alta...

mextresa

ace76 -

Pero gritar, a veces, desahoga mucho... aunque me dicen que se me pone una voz horrenda, :-(

Hay mucho maleducado suelto, pero a los que yo no soporto es a los cerdos que escupen en la calle.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres