Blogia
Girando

El mundo de la piruleta

El mundo de la piruleta

¿Vivo en el mundo de la piruleta? Puede que sí. Y es que en el fondo muchas veces el mundo es como una piruleta, a veces toca palo y a veces puedes darle un bocado y llevarte un trozo de la parte dulce, también otras veces pegas un bocado confiado y te encuentras con palo donde pensabas que había caramelo. Como cuando estás comiendo un polo de toda la vida o un mágnum de Frigo y de repente aparece el palo de madera que como te descuides parece el palo que el médico te mete hasta la campanilla, de madera, se entiende.

Por ejemplo, anoche estuve de tapeo con varios de mis amigos y fue un momento de caramelo. Luego la vida tiene otros momentos tipo palo como cuando tienes que levantarte a las seis de la mañana y meterte en un autobús en el que has de convivir con personas cuyo idioma parece llevar implícito el grito, como el castellano o el chino.

¿Empacho de dulce? Sí, quizá sea un poco empachante el pensar que algún día aparecerá el príncipe azul sin que yo tenga que hacer nada al respecto, aunque, a veces, pasa, y si no el príncipe azul por lo menos me conformaría con el príncipe azulado, o blanco, o negro, o como sea que ya me encargaría yo de pintarlo de azul. Pero sólo lo pinto en mi mente y, claro, el color es más falso que una postal de la Casa Real.

Quizá sea un poco mundo piruleta cuando pienso que hay vida, vida gay me refiero, más allá de Chueca y seguramente sólo habrá que escarbar un poco para descubrirlo. Descubrir que hay más allá del femenino forzado, del loquerío exacerbado, de los cuerpos perfectos o el ansia por tenerlos, del terror a envejecer, del no poder mantener una relación fiel o por quererlo parecer un conservador de tomo y lomo o pensar, parece que desde el trozo piruleta, que no todos los gays somos unos promiscuos, idea que no tengo y que si tuviera me llevaría a un paranoico estado que me impediría tener pareja en un continuo temor porque me fueran infieles.

Y quizá sea también vivir en el mundo de la piruleta pensar que algún día podré cumplir mi sueño de trabajar en la radio o en la televisión, pero en la televisión televisión, no en este sucedáneo barato en el que trabajo y del que todo el mundo pasa olímpicamente con la consiguiente mierda resultante. Sueño con que algún día la gente que me dice: muévete, comprenda que yo no termino de entender qué significa esa expresión y cómo moverme para conseguir otro trabajo más cercano a mi vocación que me de la seguridad contractual de éste, la nómina de este y que me permita seguir viviendo más o menos como ahora, económicamente, me refiero. Quizá algún día se presente la oportunidad, eso sí que será una parte caramelo de la vida y no el funambulismo palero en el que muevo ahora.

No sé, lo que digo, que sí, que seguro que vivo en el mundo de la piruleta, pero poco a poco la vida, lo gris de la vida le va quitando algo de sabor a la piruleta aunque yo, fundamentalmente a base de risas, me esfuerzo por darle un toque de sabor a la misma.

¿Edulcorado? No, azuquitar de la buena, que la otra da cagalera.

Besotes mil

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

es-ti -

me lo he pasao guay en esta noche de bis.a.bis mi amor!

esti -

mi nuevo blog:
es-ti.blogia.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

esti -

que fuerte, joserra!!!!
He metido un contador de visitas de ésos en mi blog y me lo he cargado. Ha eliminado la opcion "administrar" y por tanto ya no puedo escribir más... Y me ha quitado los enlaces a otros blogs.
estoy FLIPANDO. A la mierda mi blog.

es-ti -

me encanta la foto!
muy chulo el artículo.
con qué amigos fuiste de tapas, perra infiel?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres