Blogia
Girando

Pesa

Pesa A veces pesa la soledad. Pesa llegar a casa y no encontrar a nadie. Llegar a casa después de un fin de semana divertido y no poder compartirlo con nadie, cenar con alguien mientras ríes recordando las anécdotas del fin de semana, o mientras haces unas risas vacías que camuflan tus preocupaciones interiores que siguen saliendo a la luz.

A veces pesa la soledad, y mucho, pero como ya dije una vez, estoy haciendo un callo...

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

ace76 -

"...mientras haces unas risas vacías que camuflan tus preocupaciones interiores que siguen saliendo a la luz."

Esto no hay quien lo pille, jajajaja...

Un besazo, Joserrín

finnegan -

pues yo, por más que he pasado tardes de domingo solo no me acostumbro nunca a la puñetera soledad. ¿cómo se hace eso del callo? igual me vendría bien...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Joserra -

Gracias

porcasualidad -

vaya, por lo que veo no soy el único al cual la soledad le pesa... yo también me planteo esos dilemas, debe de ser más común de lo que imaginaba....................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres