Blogia
Girando

Buen finde

Buen finde

Este ha sido un buen fin de semana, sí, se puede resumir así ,y eso que he tenido los primeros amagos de resfriado invernal. Pero ahí está el amigo Frenadol para intentar, como dice el propio nombre del producto, frenar los síntomas. Eso sí, en cápsulas, que no estoy yo para aguantar sabores desagradables.

El viernes, tras una purificadora catarsis y una visita a la micro habitación (no, no será mi nuevo "hogar" porque no, no me inspira para nada que lo sea), la noche terminó con una cenorra de las buenas, de las de voy a pedirme lo más caro porque sí, porque yo lo valgo.

No estoy hablando de delicatessens culinarias ni mucho menos. Cenamos en un Fridays, un sitio de esos disfrazado de americano y que es del señor Arango, un tío que antes cantaba y ahora se dedica a enriquecerse con negocios como el Vips, Sturbucks o los susodichos Fridays.

Me pedí las costillas de cerdo, que son para la gastronomía como las gominolas para las chucherías. Vamos, que es como carne de juguete regada con salsa barbacoa pero saben que te cagas de buenas y entran solas. Y de postre, una Oreo Full o algo así, que consiste en que los amigos del Fridays se cogen la tarta Oreo de Royal y hacen, con un molde de lata de paté un par de galletas gigantes y congeladas de Oreo. ¿Que si está bueno? Pues sí, muy bueno.

El sábado tranquilo, muy tranquilo por el día. A las siete estuve viendo un mini concierto de los maravillosos Lantana en el forum de la Fnac, un sitio de esos en el que siempre hay un grupo de jubilados que aprovechan para pasar un rato agradable viendo a grupos de los que no han oído hablar en la vida.

Y por la noche viajamos a Móstoles, uno de esos múltiples trocitos de cacahuete que rodean al gran Ferrero Rocher que es Madrid. Fuimos a ver a Jorge que toca la batería, cojonudamente y con gran entusiasmo, en un grupo de rock. Sí, el rock no es que sea santo de mi devoción pero había que ver al Jorge, en un contexto bastante norteño, una casa okupada en la que realizan más actividades culturales, seguro, que el ayuntamiento de la localidad. Tres euros para ayudar a una asociación de defensa de los animales.

Ah, y cené una hamburguesa ante la que el señor Montignac no pondría demasiada mala cara. Era vegetariana, de tofu. Una rodaja de tofu imitando un filete de carne. Esto último tendría mucho para analizar, ¿un producto vegetariano tiene que imitar a la carne para que sea aceptado?, bueno, no sé, el caso es que estaba bastante bueno, la verdad. La noche terminó en el Museo Chicote riendo a más no poder y conociendo a un guapo donostiarra.

Y ayer domingo tranquilo. No sé si fue mi resfriado pero el domingo dormí hasta las dos de la tarde, qué gustaco, hacía tiempo que no dormía así, casi casi de un tirón hasta tan tarde. Y me supo a gloria, ya con la mantita.

Por la tarde me puse mi disfraz de Sherlock Holmes y me fui a mirar pisos, tanto de alquiler como de venta. Pero mirar por fuera, vamos, a coger teléfonos. Eso sí, yo no sé si llamar a todos, porque había carteles que parece que llevaban allí toda la vida, vamos, de esos en los que el teléfono aparece sin prefijo. No sé, por probar...

Besotes mil

P.D.: Petición personal: por favor, a ver si alguien que yo me sé ace un artículo sobre la polémica por la respuesta Violenta a la insinuación papal de lo violentos que son algunos musulmanes. Gracias

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

ace76 -

Creo que tu petición ha sido correspondida, jejeje.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Maggie Wang Kenobi -

jooopetas, ya veo que mi artículo al respesssto de Mazinger no te sirve, snif snif
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres