Blogia
Girando

Estaré en casa de Ana

Estaré en casa de Ana

En Navidades, yo y alguien más, nos leímos el diario de Ana Frank. Os lo resumo un poco. La historia de Ana Frank es la suya y la de su familia, cuando, debido a la persecución nazi y como ellos eran judíos, tuvieron que huir de Alemania a Holanda. Se escondieron en Ámsterdam en la parte trasera de las oficinas de Opekta, la fábrica en la que trabajaba el padre.

Unas pequeñas habitaciones fueron su hogar durante más de dos años. Allí, Ana, su hermana Margot y sus padres convivieron con otro matrimonio y su hijo y un dentista algo cascarrabias. A los dos años, y debido a una delación todavía no aclarada, fueron detenidos por los nazis y enviados a varios campos de concentración. De los ocho escondidos de la "casa de atrás" sólo sobrevivió uno.

El libro en sí habla de la persecución nazi pero no es el grueso del texto. En sí los relatos de Ana, en forma de diario, describen su vida clandestina y su relación con sus compañeros de escondite. Se ve que Ana fue una niña inteligente, despierta muy viva, que sabía reflejar bien sus pensamientos, sentimientos y también los demás, siempre, claro, desde su punto de vista.

La lectura me llegó, la historia me cautivó y deseé viajar a Ámsterdam. Allí, la casa de atrás ha sido convertida en museo, las estancias permanecen tal y como las dejaron los escondidos tras su detención, sin muebles porque los nazis los requisaron pero sí con algunos elementos sobrecogedores como las fotografías de estrellas de cine que Ana pegó en sus paredes o la estantería-puerta que cerraba el escondite.

Pues bien, el lunes mi reciente sueño se hará realidad. Sí, dicho y hecho, hablé con una compañera de trabajo del tema y decidimos viajar allí. Iré a la casa de atrás, entraré en sus estancias y respiraré, quizá algo del aire que sirvió a Ana para seguir adelante hasta su detención. Podré mirar por la ventana, su ventana desde la que veía un árbol, un castaño que sobrevivió a todos los escondidos y que ahí sigue, en el patio trasero. Un árbol que podré ver.

Lo dicho, que la semana que viene os cuento, a partir del miércoles, mi experiencia en Ámsterdam y mi visita a la casa de Ana Frank.

Besotes mil

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

esti -

joder.... qué envidia!!
cómo es que me entero de esto por tu blog???

mce79 -

¡Bon voyage! Pasalo bien!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Audrey -

Un viaje que a mí también me encantaría hacer. Estoy segura de que tiene que ser impresionante y de que dentro de esa casa se deben sentir una cantidad de emociones indescriptibles.
Cuando vuelvas espero que cuentes la experiencia. Estoy deseosa de leerte.
Muchos besos

ace76 -

¡¡¡Buen viaje!!!

Yo ya he estado en la casa de Ana Frank. Ya verás, impacta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres