Blogia
Girando

Una Vendetta como Dios manda

Una Vendetta como Dios manda

El pasado viernes fui al cine dos veces. Sí, invertí más de diez euros en el séptimo arte. La película de la tarde, V de Vendetta sí que me pareció séptimo arte mientras que la que ví por la noche, El caso Slevin, me pareció cag-arte, una cacota vamos.

V de Vendetta es la típica película basada en un comic en la que no sabes cuánto cacho de comic te han metido o en cuantos números del comic en papel se cuenta lo que te han endosado en poco más de dos horas de película. Natalie Portman está fabulosa y el misterioso V está bien, bueno, que yo la ví doblada y, claro, cualquiera dobla a un tío que se pasa toda la película con una máscara en la jeta, como yo cuando en la EGB hice de dragón en una obra de teatro en playback. Tenía una cuerdecita atada a la mano para mover la boca de la gran máscara de dragón que llevaba encima, y cuando oía mí voz en los altavoces tiraba del cordel y ala, efecto al canto.

Bueno, a lo que iba, que la película me gustó, acción algo irregularmente repartida, ostias al poder gubernamental y alabanzas al pueblo anárquico que se rebela contra el poder rebañizador de un gobierno tiránico parecido a los nazis en estética e ideologías. Ante esto surge un héroe llamado V de Vendetta que anima al resto del pueblo a mimetizarse en él y vengarse cada uno a su manera. La Natalie Portman es una chica normalita que sin comerlo ni beberlo se ve envuelta en este embrollo junto a extraños presentadores de televisión rozantes con el telepredicadeo. El vengador es por supuesto un ser reñido con el poder y resentido por el daño enorme que éstos le hicieron en el pasado, poder representado, como digo, en todos los tradicionales estamentos: estado, iglesia y los medios de comunicación.

En resumen, una película recomendable para pasar la tarde con palomitas y un poco de pensar, lo justo: ocho, ocho, ocho...( esto es como las críticas de cine de Lo que yo te diga, de la Cadena Ser, que ponen notas a las pelis y es muy divertido).

Y por la noche ví El caso Slevin. Con Josh Harnett feo. Sí, mira que es difícil que el muchachote salga feo pero en esta película yo no sé si es el pelo o que le veo la cara como más gorda pero el chico en cuestión ya no está tan guapete como antes. Y es una pena porque mira que en 40 días y 40 noches, una comedieta facilona de autobús, sale bien buenorro. Pero ahora, nada de nada, chico, que sale feo y encima en una película mala.

Porque sí, parece mentira como Morgan Freeman y Ben Kingsley se pueden meter en cosas como estas. Sí, hay que comer pero pensaba que había algunos actores que lo de comer lo tenían más facil y no tenían porque hacer determinadas cosas.

La película es una peli de esas en las que construyen una trama medida, que no pensada, al milímetro, y confiando en que el espectador no se haga ni una pregunta más de las necesarias y de las que perfectamente quedan contestadas en todo el guión. Es de esas en las que al final una voz, en este caso telefónica, te lo explica todo mientras vas viendo en flashbacks lo que ha pasado para que digas: ahhhh, es ciertooooo, ahhhh, es verdad...

Pero lo que más me jode de esta película es que pretende imitar el tono de las pelis de Tarantino, con sus típicos personajes carismáticos para luego recordarlos en charlas de amiguetes: a mi me gustaba el rabino, jooo, y qué bueno cuando la reinona dice.... y qué burro, como mata a no se quien con no se qué.... Lo dicho, cosas carismáticas o diálogos super rebuscados de esos con palabras que nadie usa en su vida cotidiana. Y la pregunta mayor de toda la trama: ¿Por qué no hace el prota lo que quiere hacer desde el principio y se deja de zarandajas y de complicarse la vida con cosas super superfluas?, pues eso, que menuda mierda de película.

Y de carismática nada, Así que El caso Slevin: dos, dos, dos....

Besotes mil y feliz regreso a la rutina

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Joserra -

Nooooo, esa no fue la razón, me convenció mi amigo, yo quería ver la de Jodie Foster pero nada, acabamos en el Slevin y menuca cacota de la vacota
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ace76 -

¡¡¡¡Analicemos la labor del crítico!!!!

Se ve claramente que lo de \"V de Vendetta\" nos lo cuenta para solazarse en la anecdota dragonil. Y que el principal defecto de \"El caso Slevin\" es que Josh Harnett sale feo (claro, que me imagino que también era la principal razón por la que el crítico fue a ver esa película, jejeje).

;-P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres