Blogia
Girando

Ayer fui bueno

Ayer fui bueno

Sí­, si ayer era cascarrabias hoy (ayer en realidad, pero blogia no me dejó colgar el artículo) me tocaba el turno de hacer la buena acción del dí­a en el Metro de Madrid. Un chico entraba en mi vagón donde yo viajaba empotrado en la lí­nea uno desde Sol hasta Plaza de Castilla. Iba vestido, el chico, yo no demasiado, en plan grunje, con un cinturón tipo cinturón de avión, pantalones grandotes y melenilla desordenada, claros ojos azules... ay, no sigo, jeje.

El caso es que el chico portaba una carpeta grande, de las de dibujante, que depositó apoyada en la puerta que no se abre del vagón (vamos, en el tren suele haber un lado que es el que se abre y el otro que no porque si se abre te caes a la vía, pues en ese lado) y viajó durante varias estaciones enfrascado en su música y apoyado en la portezuela susodicha.

Al llegar a su estación se dirigió directo a la puerta y a punto de dar un paso ya al andén, convenientemente largo para “no introducir el pie entre coche y anden” mi brazo tocó el suyo, su brazo. Y le dije: hey (sí­, me salió algo parecido a un hey), que te dejas la carpeta!. Y el chico pronunció un gracias a la par que todo su cuerpo se doblaba hacia mí... no, hacia la puerta y recogía su carpeta del suelo.

¿Qué hubiera pasado si yo no le hubiera advertido? Nadie más en el vagón pareció haberse dado cuenta. La carpeta hubiera seguido viajando ahí­ sin que nadie la recogiera: “eh, que estoy aquí­ abandonada” (para pronunciar esto con voz de carpeta cogeos las comisuras de los labios, estirarlas hacia los lados y habláis). A lo mejor era una carpeta bomba con material extra plano y le jodí­ el atentado al chico pero no, no tenía pinta de eso.

Quizá era el ladrón de El grito, de Munch y lo llevaba en la carpeta... no creo, sencillamente llevarí­a unos dibujos suyos o de algún amigo/a y los hubiera perdido de no haber hecho yo mi buena acción del día.

Mira que le saco jugo a una tontería, eh, joder...

Besotes mil

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Joserra -

Sí, ciertamente parece que a todo el mundo se la sudaba, pero es que en el Metro todo el mundo va con cara de "me la suda", aunque lleven reageeton a mil por hora en los auriculares
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ace76 -

Miguel está empezando a descubrir el apasionante mundo del ferrocarril subterráneo...

...anda que menudo dibujito has puesto, Joserra, jajaja.

Seguro que hubo más gente que se dio cuenta, pero como a todo el mundo se la suda...

mce79 -

Está claro que el metro saca lo mejor y lo peor de cada uno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres