Blogia
Girando

Mudando

Mudando Aquí estamos, de lunes, de nuevo, tras un fin de semana divertido, la verdad. El sábado estuve casi todo el día de mudanza, pero no mía sino de mi amiga Sonia, cambiando sus cosas de casa, ya se sabe, meterlas todas en cajas, meterlas en una furgoneta, la furgoneta se mueve, se sacan las cajas y se sacan las cosas y ya está.

Todo el día montando y desmontando armarios y sofás, ya se sabe, este fenómeno curioso de que desmontas algo más o menos fácilmente pero luego te comes el coco para volver a montarlo porque las cosas no parecen encajar como antes, y eso que antes encajaban bien, eso sí, teníamos la ayuda de un black and decker que giraba por nosotros.

La noche tranquila, con mi amiga Esti paseando, tomando algo y viendo Friends, muy relajante.

Ayer por la mañana mi habitación sufrió una gran revolución. Básicamente porque la ordené y limpié, que ya hacía falta. Fue efectivo porque la sensación de amplitud que tengo ahora cuando entro en ella es fabulosa.

Y por la tarde cine. Vimos la de Semen, una historia de amor, y como dice el ace pues sí, una película dispersa, que no se centra, que no mantiene un estilo común a lo largo de su metraje y que intenta copiar cosas de Amelie, una de las mayores obras inspiradoras audiovisualmente hablando de los últimos tiempos. Vamos, que no la recomiendo a pesar de que Alterio está graciosín y Dolera conquista con la mirada.

Después cena de pasta y ala, a casita que había que mimir.

Besotes mil
P.D.: El sábado ví dos penes y no ligué.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Joserra -

nooooooooooo, nuncaaaaaaaaaaaa, jejeje

ace76 -

Que no, que la mudanza no era una fiesta!!!! Jajaja, esa frase ya ha pasado a la historia.

Hombre, no es que nosotros hicéramos mucho, aunque el sofá de los coj... me puso de los nervios.

Tienes que contar lo de los penes, hombre.

Juan -

Hola! Ay ya de vuelta por los madriles después de las vacaciones (menos mal que ha bajado un poco el calor porque la verdad es que estaba temblando pensando en el achicharramiento que me esperaba).
Lo de las mudanzas es al mismo tiempo un coñazo y una ilusión (que conste que yo recuerdo mis mudanzas, sobre todo a Madrid con auténtico horror y solo pensar en otra me entran sudores fríos je je).
Y hablando de cine yo vi el otro día "La Guerra de los Mundos" y muy mal. Sin argumento y súper yanqui (no valen para nada ni los efectos especiales). Hala, un besote.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres