Blogia
Girando

Sí, barrigota

Sí, barrigota Pues sí, la respuesta era la barrigota. Y es que después de escribir el texto de ayer me di cuenta de que podía prestarse a varias interpretaciones. Lo que no quería era poner la palabra barriga para no hacerlo demasiado explícito pero no sé, me apetecía escribir un texto de rebeldía hacia ella aunque luego no haga demasiado por quitármela.

Y digo lo de interpretaciones porque un amigo mío, que no suele prodigarse mucho por aquí en cuestión de comentarios aunque sí en lecturas, interpretó que me había vuelto un drogadicto cocainómano o algo así, claro, frases como “no sé quererla, quererme de otra manera y si lo intento mi ánimo se enmudece y mi humor mengua” hacen que parezca que me alegro con cocaína o algo así. Primero, que a mi lo de las drogas como que no, el dinero prefiero gastármelo en dvd’s y cosas más tangibles.

Así que sí, los que habéis apostado por barrigota habéis acertado. Y es que ya me veo que al final tendré que aprender a quererla porque permanece en mí a pesar de pesas, bicicletas, cintas y penitencias alimentarias.

Besotes mil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mce79 -

¿Una cena en el VIPS?

(Que pesadez lo de la proteccion antispam...)

Er Manué -

¿Y que van a llevarse de premio los hermanos "ce", que son los que lo adivinaron?

Maggie Wang Kenobi -

¿y que se ganaba? ¿un bono anual para el Holigay Gym? jurjur
Pero vamos, que las adivinanzas de cuando yo era un tienno infante, eran un poco más sencillas, tiotiotio

ace76 -

Pues sí, yo creo que hay que aprender a querer a la barriga de uno. Y a la calvicie, y a las úlceras, y a acostumbrarse a que cada vez uno se canse antes... Oh, la vejez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres