Blogia
Girando

Crónicas de Madriliah

Crónicas de Madriliah """Madriliah, año desconocido.

Camino por los subsuelos de Madriliah, sus mazmorras dan miedo, pasillos largos, estrechos, anchos, escalinatas enormes que ascienden a los cielos o bajan a los infiernos, según se mire. Entonces las veo, están ahí, son dos: una de la familia de los Lethos y la otra de la estirpe de los Lurthis.

Son seres enormes, trols de la peor calaña, abundan en los subsuelos de Madrilia y son fáciles de reconocer: ellas, obligadas a vestir con esos leotardos tejidos en pequeños telares familiares, pantalones pegados al cuerpo como el tabernero a su copa que ascienden por sus estómagos llegando a sujetar sus descolgados pechos; ellos, con pantalones igualmente apretados y brazos arqueados, cabelleras rapadas y gesto malhumorado. Las que veo se llaman Phah, la homogeneidad de sus cerebros condena a la homonimia a estos seres, abundantes también en mi tierra natal, en el norte, donde también se prodigan los amantes y las amantes adoradores de los Dioses de la Iglesia Khamel-ha.

Mis pasos son firmes, decididos, de un tono rosado inequivocamente nuevo en el lugar. Novedoso porque, de forma inmediata, las temibles zarpas de las dos troll se alzan, amenazantes y señaladoras hacia mis pies. Antes de que nuestros caminos se crucen los dos extraños y repulsivos seres comienzan a balbucear sus temibles oraciones: ostt--i--ahh, ostt--i--ah, un exótico lenguaje utilizado por los trolls de las zonas más profundas del reino de Madriliah, dominado por los literatos Ejkeh y Jop-Uthah que imponen su forma de hablar a todos sus secuaces.

Mi caminar sigue siendo firme, decidido y rosa. Ellas, las dos Phah, carcajean y señalan mis pies mientras siguen repitiendo: ostt--i--ahh, ostt--i--ahh. ¿Humillado? no, mi estirpe no permite la humillación, ni propia ni ajena, es un sentimiento a desterrar entre los nuestros. Observo la empuñadura de mi espada y siento deseos de desenvainarla, blandirla en el aire y... pero no, permanezco firme en mi paso y sigo mi camino, decidido, raudo... mientras los dos seres se pierden en la profundidad de los túneles de Madriliah con sus risas de hiena resonando en las mohosas paredes.

Quién sabe, quizá en siglos muy, muy remotos, en el XX, en el XXI... ya no existan trolls que se extrañen porque en este reino haya pasos rosas bajo o sobre tierra. Quizá."""

Extracto de Crónicas de Madriliah (año XIV)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Pek -

Muy bueno, Joserra. El día que quedemos ponte las zapatillas, eh?

Joserra -

Pero si es un texto que encontré por internet y que me gusto... jeje,
Vale, lo explico, era una forma de reflejar lo que me pasó el sábado en el metro cuando dos gilipollas se rieron en un pasillo de mis zapatillas rosas

Inakov -

Hay que leer mucho entre líneas para entender este artículo. ¡Menudo susto me habías dado! ¡Pensaba que habías pasado a pertenecer a esa fauna con gafas y pelo peinado a raya que no hace otra cosa que jugar al Quake y al rol! ¿Por qué generalmente estos personajes han estudiado Informática o Telecomunicaciones?

mce79 -

Yo tambien me he reido mucho, pero estoy con mi hermano en que quien no sepa la historia no se enterara de nada

ace76 -

Jajajaja, me he reido mucho, pero creo que vas a tener que poner una explicación del texto...

Lo del literato Ejkeh me ha parecido buenísimo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres