Blogia
Girando

Niño grande

Niño grande Hoy Alguien me ha insinuado si no soy un niño grande. Pues no lo sé, la verdad. Es cierto que a veces me veo demasiado infantil (sin ir más lejos, es una de las cosas que mi ex- digo mi ex y no un ex porque es el único ex que he tenido- me dijo cuando me dejó, aunque no sé si lo dijo por una rabieta).

Y todo a raíz de cosas como mi emoción al ver un chico con una toalla de pucca, que me gusten mucho las cosas de colores alegres o que me siga emocionando con determinados ositos de peluche. Ay, si mi ex, el valenciano, va a tener razón, soy un infantil y claro, a día de hoy ¿quién se va a enamorar de un infantil? si lo que buscamos los gays son machos machos, jeje, noooo, que estoy exagerando, mi ex tenía su plumita y era un encanto de niño.

Pero no sé, a lo mejor con mi forma de ser tan infantil o inmadura pues como que a lo mejor pierdo todo mi atractivo sexual. Sí, quizá esté de bajoncillo pero no sé, muchas veces me lo planteo, soy como un angelote infantiloide, pero cómo molo.

Besotes de mil colores
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Manué -

Pozí: ¡molas!
Y me tienes que contar lo del novio valenciano. Mira que si va y lo conozco....

ace76 -

Yo creo que hay mucho "niño grande" en el mundo... En el fondo, creo que todo somos un poco "niños grandes".

De todas formas, creo que para todo hay su momento. Hay momentos para ser infantil y momentos para ser maduro. Sólo hay que saber cuando es ese momento.

Joserra -

Muchas gracias a ambos, no, la verdad es que bajoncete bajoncete no tengo, melancolía, quizás.
Besotes

Juan -

Hola, hola!! Yo por lo que escribes y lo que he leído de ti no me pareces infantil, si no muy tierno ja ja. Debería haber más chicos como tú. Muchos besos (y de bajoncete nada!) ;)

Su -

A mí me encanta como eres, ay, que pena que no lleve toalla... Y no digas tonterías, si eres estupendo y maravilloso así.
Ayer fue el cumpleaños de mi amiga la Barbie, y me decía que ella no podía tener 26 años, que no tenia ni físico, ni carácter, ni personalidad de más de 20, Al final llegamos a la conclusión que ambas teníamos 20, y no hay nada más que hablar.
Mientras tu seas feliz sin perder esa emotividad, ilusión, e incluso inmadurez (pa ser viejo siempre hay tiempo), que el resto diga lo que quiera...

Muak Chiquitín.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres