Blogia
Girando

Caprichos corporales

Caprichos corporales Ayer fue un día horrible. Resulta que el domingo por la noche fui al cine con un amigo ( a ver La Terminal, una sucesión de chorradas de Spielberg) y como es costumbre en mí me atiborré a gominolas, me compré una gran bolsa de monedas rojas y de tiras rojas de esas con pica pica. Y por supuesto me las comí, casi todas, la verdad.

Y ayer ¿qué pasó? pues que comencé a sentirme mal. Por la mañana ya me notaba algo raro pero por la tarde fue el acabose, vamos, que casi desaparezco. He adelgazado dos kilos en 24 horas y ahora soy totalmente autónomo, jeje, vamos, que llevo sin comer ni beber nada desde el mediodía de ayer y os aseguro que nada de lo que ingerí está ya en mi cuerpo,:(

Vamos, caprichos del cuerpo. Es un empacho que he hecho cien millones de veces pero ayer le dio al cuerpo por decir basta y la verdad, en cierta manera me anima para dejar de comer tanta mierda. Ahora les he cogido asco para una temporada. Si es que el cuerpo tiene unas tonterías...

Besotes convalecientes del Joserra malito.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Anauel -

Ayyy, pobreeee!!!

Pek -

No te has dado cuenta, Joserra, pero has inventado la 'dieta de la gominola', mucho mejor que las dietas disociadas y todos esos timos.

Manué -

No hay mal que por bien no venga. Piensa que has adelgazado... unos días a dieta de arroz hervido y jamon york y se te quedará un tipín ideal de la muerte total.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres