Blogia
Girando

Jefes

Jefes Me encanta, los jefes, esos curiosos seres capaces de hacer lo que les plazca con gran parte de tu vida sin importarles absolutamente nada, vendiéndote como oportunidades propuestas en las que ni ellos mismos creen y que sólo les sirve para ahorrarse marrones de cara a sus respectivos superiores.
Sí, mi jefe me ha comunicado que me cambian de un puesto a otro en el que, en principio, voy a tener que trabajar, siempre, de turno de tarde, de 4 de la tarde a 12 de la noche, un turno real y totalmente asocial.
Pero eso a mi jefe le da igual, le importa tres pepinos lo que yo pueda necesitar estar con la gente, con mis amigos, de los que a lo mejor tengo excesiva dependencia o de mis compañeros de piso que me relajan con su compañía y charla, no, eso a mi jefe le da igual porque el trabajo "no es un colegio y no somos funcionarios", curioso que diga eso ya que paso a un departamento en el que el turno de mañana es imposible porque una de las que lo ocupan es madre (y no precisamente de un bebé) y la otra no puede cambiar de turno porque es, al parecer, una cláusula obligatoria de su reincorporación al trabajo mientras se tramita el recurso que presentó a su despido el pasado año en el traumático ERE que sufrió mi empresa.

Luego tuve que vivir un patético mini enfrentamiento entre mis dos superiores por una deuda que tiene mi jefe más inmediato conmigo. Efectivamente el superior no había sido informado de dicha deuda por lo que se cabreó y llegó a cuestionarse que era mucho lo que me iban a pagar por las locuciones realizadas hace ya más de 2 años. Para mear y no echar gota.
Ah, mi laberinto bien, gracias. Sigo por sus pasillos.

Un besote enorme, enorme para todos (menos para los jefes, jeje)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Su -

Ummm, los cambios suelen ser una putada, o al menos para mí, hasta que te aclimatas y tal... Pero seguro sales ganando como ya te dijeron, y fíjate que... cambias de nen@s en el curro, ñam ñam... nunca se sabe

Inakov -

A mí lo que me alegra es que vuelvas a escribir. En lo de los jefes tienes toda la razón del mundo. Yo los he sufrido de todos los colores y pelajes. Del que tengo ahora por el momento no me quejo, pero todo llegará.
Y no sé, estar en informativos quizá pueda ser una oportunidad de cara al futuro. Cuántas veces he oído cómo te quejabas de llevar tantos años en el mismo puesto de trabajo. Estamos de acuerdo en lo de que el horario es un coñazo, pero no se puede tener todo, ¿verdad?
Como veo que estás más animado, ya te llamaré y me lo cuentas en vivo y en directo.

ace76 -

Coñe, Joserra, que vulgar te me pones, jajaja...

Y más cosas a las que puedes apuntarte: un taller de escritura, cocina, a la UNED... Y además, no tendrás que tragarte la telebasura por las noches, la verás en directo!

Anauel -

Si, yo también creo que hay muchas cosas positivas en ese cambio, seguro que en el momento en que comiences en el puesto nuevo, las verás!!!
Anímate, un besote

Joserra -

Si, pek, si, pero sigo dependiendo de multimedia. Espero que me venga bien. Y gracias por el optimismo, acecito, a ver que propuestas de las expuestas elijo, me he propuesto que lo del carnet de conducir y lo del gimnasio pueden estar bien para empezar.
Y, además de a los jefes, a mi también me podían dar un poquito, jeje.
:)

Pek -

Joserra, ¿te quitan del 303 y te pasan a informativos? Si es eso yo creo que te va a venir muy bien, no?

ace76 -

Bueno, pues ahora que la decisión ya es irrevocable, se trata de verle los aspectos positivos a la cuestión.

Todas las mañanas libres, la de cosas que puedes hacer, tanto tiempo para emplear en uno mismo... No me importaría a mí disfrutar de eso, la verdad. Ir al gimnasio, a la autoescuela, apuntarte a varias cosas, poder dormir hasta las tantas, la FNAC está semidesierta a esas horas, desayunar en el VIPS con los amigos... y además, no todos tus amigos trabajan por las mañanas...

Y el glamour que tiene trabajar en la redacción, ver a las estrellas, salir de fondo en los telediarios, estar en un puesto con mayor visibilidad, editar vídeos... y en cuatro años, a informativos matinales!

Vamos, que puede que todo esto te entre por un oido y te salga por el otro, pero trata de pensarlo.

Y a los jefes, que les den!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres