Blogia
Girando

Maletas cabareteras

Maletas cabareteras De nuevo las maletas, sí, de nuevo vuelven a ser protagonistas de mi vida pero, a diferencia de hace tres semanas, esta vez las maletas son de vuelta, volver a hacerlas para volver a la rutina, a mi vida cotidiana. Y ahora viene cuando hay que intentar meter en ellas todo lo que traje más lo nuevo que haya podido comprarme. Multimediamente mis adquisiciones han sido pocas, sólo un DVD, una recopilación de antiguos cortos animados de Disney.

En cuanto a ropa, otro de mis vicios, mi única compra han sido unos pantalones piratas vaqueros de Zara, y de calzado unas super botas blancas que, por supuesto, son el nuevo y más aparatoso elemento que he de conseguir meter en mi maleta. Un elemento, por cierto, familiarmente polémico. Cuando mi madre vio las botas, escandalosamente rebajadas de 14.000 pesetas a 20 euros (quitando las monedas, una rebaja de 14.000 a 20 siempre suena bien), aseguró: "son botas de cabaretera". Primero de todo, las botas no son de cabaretera, y segundo, ni que mi madre fuera una experta en temas cabareteros, jeje.

Y la verdad, poco más nuevo llevo en la maleta porque viajan mi ropa, mis discos, mis películas y bastantes de las neuras que me llevé de Madrid y vuelven conmigo en mi cabecita loca.
Besotes enormes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Joserra -

Ay, me encanta lo poppy, todo debería ser poppy, de colores brillantes y alegres (dios mio, parece que estoy fumado).
Gracias por el apoyo a mis botas, voy a fundar un movimiento de defensa de mis botas Replayyyyyy de ofertónnn

ace76 -

Yo vi las botas y puedo afirmar que NO son de cabaretera.

Yo las calificaría de futuristas al estilo de los sesenta, son muy poppys.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres